Para algunos bolsillos solamente

Para algunos bolsillos solamente

Los artículos de lujo son objetos de deseo de todo el mundo, pero solamente unos pocos pueden permitirse adquirirlos. Relojes, joyas, coches o casas son solamente algunos de los productos que tanto ansían todos y que no están al alcance de todos los bolsillos.

 Sin embargo, esta es en realidad la razón por la que estos objetos son tan valorados, puesto que si todo el mundo pudiera permitirse conseguir uno este se fabricaría en serie y no estaría considerado como un artículo de lujo, sino como un bien de consumo masivo.

 Las marcas de lujo son conscientes de que fabrican artículos a unos precios prohibitivos, no obstante su público objetivo es el que se puede permitir pagar cientos de veces más por un artículo que un ciudadano de a pie, y de hecho estos clientes demandan estos productos y están dispuestos a pagar lo que sea necesario para conseguir esta exclusividad. De hecho el mercado de lujo es uno de los pocos que no ha sentido los efectos de la crisis, y las joyas de alta gama, los coches de marcas exclusivas o las villas en zonas lujosas se siguen vendiendo al mismo ritmo que antes de que comenzara la crisis, ya que esta solo afecta a los trabajadores y quienes disponen de un gran capital apenas están notando sus efectos. Los concesionarios de vehículos deportivos o las agencias de alquiler de coches de alta gama siguen realizando sus actividades sin apenas darse cuenta. Los ricos viven en un universo paralelo.

Sin Comentarios

Deja tu comentario